Suena el despertador, medio somnoliento y sin ser consecuente de donde me encuentro, abro la ventana de la habitación. Cojo aire para hinchar mis pulmones de aire fresco, y de repente mi nariz se impregna de un olor peculiar a la par que conocido. Como un buen perfume, este sabroso adrezo tiene un aroma que lo caracteriza. Se trata de aceto balsámico de Módena. Me encuentro en la región de Emilia-Romaña, en plena campiña italiana.

Módena huele a vinagre y a Ferrari
Uno de los primeros monoplazas de Ferrari

Hoy toca pasar una jornada adentrándome en la provincia de Módena. Afamada por ser sede de míticas marcas de coches -como Ferrari, Maserati o Lamborghini- y por su aceto balsámico sorprende al viajero.

Módena y Maranello
Entrada al museo Ferrari de Maranello

Ferrari (Maranello)

Nuestro día empieza en Maranello. El hogar de Ferrari. Un pueblo teñido de rojo (por supuesto que de rojo Ferrari), donde las banderas de il cavalio rampante ondean en lo alto. Para el visitante -a no ser que tengas enchufe para conocer la propia fábrica de Ferrari-, el principal atractivo (por no decir el único) en Maranello es el Museo Ferrari. Un espacio dedicado a conocer la historia de la marca, desde sus inicios hasta la actualidad.

Módena y Maranello
Exterior del Museo Ferrari de Maranello

De toda la amplia exhibición de automóviles, destacan aquellos que marcaron una época (el Ferrari 166 Inter Berlinetta, el GT Spider o el Ferrari Testarossa). Pero son los coches de competición Gran Turismo y Fórmula 1 los que atraen toda la atención. Flanqueados por todos los trofeos conseguidos se muestran los monoplazas de F1 que ganaron los campeonatos mundiales con el piloto Michael Schumacher.

Módena y Maranello
Una de las joyas expuestas en el Museo Ferrari de Maranello

Azienda Agricola Leonardi Giovanni

Siguiendo con mi road trip por la campiña italiana me paro en este lugar. No podía pasar por alto visitar una de sus bodegas del afamado aceto balsámico. Y que han llevado el nombre de Módena a lo largo y extenso de todo el mundo. De las muchas bodegas que hay por la región, me decanto por Azienda Agricola Leonardi Giovanni. Todo un acierto. Una bodega con esencia y alma propia.

Módena huele a vinagre y a Ferrari
Edificio de la Azienda Agricola Leonardi Giovanni

La familia Leonardi lleva siglos produciendo este condimento con los procesos de fermentación tradicionales. Y que he tenido el placer de conocer de primera mano con una visita por toda su finca. Terminé de la mejor de las maneras. Con una cata de vinagre. Sin duda, una experiencia gastronómica interesante y enriquecedora. Cuando esmero, dedicación y pasión hay detrás de cada botella de aceto balsámico Leonardi.

Módena y Maranello
Tienda de la Azienda Agricola Leonardi. El lugar ideal para llevarse un recuerdo de Módena

Casa museo de Luciano Pavarotti

Dirección Módena me detengo en otro sitio. En una casona un poco apartada de la carretera. Esta casa fue el hogar del célebre cantante lírico Luciano Pavarotti. Hoy en día se ha convertido en museo y está abierta al público.

Módena huele a vinagre y a Ferrari
Exterior de la Casa Museo Lucio Pavarotti

Durante 11 años Pavarotti encontraba aquí su remanso de paz entre conciertos y giras. Una enorme casona en la que se puede admirar vestimentas, recuerdos, objetos personales y premios coleccionados a lo largo de su intensa carrera.

Módena y Ferrari
Algunas de las llamativas camisas de Luciano Pavarotti

Me llama la atención su colección de pañuelos blancos con los que solía aparecer en sus actuaciones y que le caracterizaban. Al andar por las distintas dependencias de la casa se puede ir conociendo al Pavarotti que hay detrás del escenario.

Módena huele a vinagre y a Ferrari
Comedor de la casa museo de Pavarotti

Museo Enzo Ferrari

Por fin llego a Módena. Pero me detengo a la entrada del municipio; concretamente en el Museo Enzo Ferrari. A este complejo combinado por dos edificios Ferrari atrae a diario a centenares de visitantes.

Módena huele a vinagre y a Ferrari
Edificio histórico donde empezó la leyenda de Ferrari, Módena

Al edifico con aire más nostálgico se le conoce como “donde nace la leyenda” y fue el taller mecánico de Alfredo Ferrari; y donde su hijo Enzo empezó a forjar el mito. En él se pueden ver expuestos los primeros motores Ferrari. Lo cual supone una historia dentro de la historia haciendo hincapié en la singularidad de Ferrari.

Módena huele a vinagre y a Ferrari
Exposición de vehículos históricos de Ferrari

El otro edificio, de diseño vanguardista y moderno, es un espacio de exhibiciones temporales. La exposición sirve de hilo conductor al espectáculo que se proyecta en toda la sala.Una experiencia multisensorial que fascina al visitante. Los espectáculos van cambiando. Ahora están realizando “Grand Tour”. Un recorrido a través de los coches de las décadas de los años 50 y 60 que idolatraban el estilo de vida de la Dolce Vita.

Módena huele a vinagre y a Ferrari
Sala de exposiciones del Museo Enzo Ferrari

Piazza Grande de Módena

Para terminar el día llego al casco antiguo de Módena. Con la suave brisa al caer el sol, me detengo en una de las terrazas de la Piazza Grande y mientras saboreo un Aperol Spritz acompañado con un poco de parmesano (aderezado con unas gotas de aceto balsámico) contemplo la magnitud de la plaza con el Duomo de Módena y su peculiar torre Ghirlandina.

Módena huele a vinagre y a Ferrari
Piazza Grande de Módena

Módena es Ferrari, Módena es aceto, Módena es historia, Módena es cultura, Módena es ópera, Módena es mucho más de lo que el viajero espera!!!

Módena huele a vinagre y a Ferrari

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.